CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

12 DE AGOSTO: ANIVERSARIO DE
LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES


Beresford se rinde ante Liniers
Beresford se rinde ante Liniers

El 25 de junio de 1806 tropas inglesas desembarcaron en Quilmes con una poderosa escuadra comandada por sir Home Popham y más de 1500 hombres al mando del general Guillermo Carr Beresford. 

“El día veintisiete de junio de mil ochocientos seis, esta plaza fue rendida a las armas de su majestad británica, al mando del general Mr. William Carr Beresford, A raiz de ese hecho, se experimentó decadencia y cierta frialdad en el culto, por la prohibición de que se expusiese el Santísimo Sacramento en las funciones de la cofradía, que tuvo a bien mandar el ilustrísimo señor obispo de esta diócesis. El domingo primero de julio no hubo más que una misa cantada, sin manifiesto y, habiendo concurrido a ella el capitán de navío de la real armada y caballero del Hábito de San Juan, Señor Don Santiago Liniers y Bremont, que ha manifestado siempre su devoción al Santísimo Rosario, se acongojó al ver que la función de aquel día no se hiciera con la solemnidad que se acostumbraba. Entonces conmovido de su celo, pasó de la Iglesia a la celda prioral, y encontrándose en ella con el reverendo padre maestro y prior, fray Gregorio Torres y el mayordomo primero, les aseguró que había hecho voto solemne a nuestra señora del Rosario (ofreciéndola las banderas que tomase a los enemigos), de ir a Montevideo a tratar con el señor gobernador sobre reconquistar esa ciudad, firmemente persuadido de que lo lograría, bajo tan alta protección.

Santiago de Liniers, después de muchos trabajos llegó a Montevideo y allanando las dificultades con que se encontró, vino a la colonia del Sacramento, y de allí bajo un temporal, a la punta de San Fernando de Buena Vista, donde hizo su desembarco el día 4 de agosto; el 12 del mismo rindió a discreción a los enemigos, después de resistir el más furioso ataque; y reconocido a los favores que le dispensó María Santísima del Rosario en todas sus acciones y en cumplimiento de su promesa, el día veinticuatro de dicho mes de agosto, obló, con una solemnísima función –salva triple de artillería- concurso de la Real audiencia, cabildo secular e ilustrísimo obispo –las cuatro banderas, dos del regimiento número setenta y uno, y dos de marino que tomó a los ingleses, confesando deberse toda la felicidad de las armas de nuestro amado soberano al singular y visible patrocinio de Nuestra Señora del Rosario o de las Victorias. El reverendo padre maestro y prior pasó al Señor Liniers recibo de dichas cuatro banderas, y al momento nos la entregó para que, como mayordomos, las colocásemos: lo que se ha ejecutado en las cuatro ochavas de la media naranja sobre la cornisa de la Iglesia. Cuya noticia ponemos aquí para que conste. Buenos Aires, a veinticinco de agosto, de mil ochocientos seis. – (Firmado los Mayordomos) Francisco Antonio de Letamendi, Miguel de Escuti.”

Un actor y testigo de los acontecimientos de aquel año afirma que “los ingleses no eran conocidos en estos países, sino como enemigos mortales de la religión que se profesaba, una religión sin la cual nadie esperaba salvarse; todos hablaban del gobierno, de la nación, de las leyes y de las costumbres inglesas, como de unos seres llenos de perversidad y corrupción y de cuyo contacto era necesario huir como se huye del infierno…”.

Santiago de Liniers, creador del Regimiento de Patricios, A pesar de ser un heroe de la reconquista de Buenos Aires, fue fusilado por el Dr. Juan José Castelli el 26 de Agosto de 1810 por orden del primer Gobierno Patrio, debido a sus "diferencias" con el mismo. 

Dijo el Virrey Liniers: "Lo felicito señor Castelli, usted está a punto de fusilar a un heroe de La Reconquista".

Fuente: Internet

Temas relacionados

---------------------------------------

HISTORIA ARGENTINA