CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

ESEGÚN EL "CARDENAL" MARTINO, LA
DOCTRINA DE LIBERTAD RELIGIOSA
RELIGIOSA NO CONTRADICE
LAS CONDENAS PREVIAS


Los que adhieren a la secta conciliar, siguen sosteniendo que las doctrinas emanadas del Concilio Vaticano II no contradicen las anteriores enseñanzas de la Iglesia Católica [1]

El "Cardenal" Martino, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, "clarificó varios pronunciamientos de los Papas.

¿No las contradice? Si la libertad religiosa es "un derecho natural, fundado en la misma dignidad de la persona humana, que se define como derecho a no estar sometidos a coerciones externas en materia religiosa", Entonces, eso significa que el estado no tiene derecho a prohibir a las falsas doctrinas esparcir sus errores. ¿Qué fue la Inquisición? ¿Qué pasa con los estados católicos? ¿Qué pasa con Moisés prohibiendo la adoración del Becerro de Oro?

Paralelamente a eso sabemos que la práctica de esta nueva doctrina ha dado por resultado el indiferentismo hasta la médula -o ¿cuándo fue la última vez que oimos decir a los "conciliares" que a menos de ser católico uno no puede salvarse? Martino dice que a menos que seamos libres de coerción externa en materia religiosa (no hablamos de coercion para ser católico, sino solamente de  coerción para no practicar una falsa religión en público), entonces la conversión al catolicismo no puede ser sincera y real. Por lo tanto, ¿antes del Vaticano II, nadie pudo convertirse sinceramente?

El Papa Pío XII,que no abrazaba las nuevas doctrinas del Vaticano II, enseñó: "Si alguna vez, pues, aconteciere que contra la constante doctrina de esta Sede Apostólica[202], alguien es llevado contra su voluntad a abrazar la fe católica, Nos, conscientes de Nuestro oficio, no podemos menos de reprobarlo" (EncíclicaMystici Corporis Christi, n. 104).

Becerro de Oro"¡Ah no, la 'dignitatis Humanae' del Vaticano II no
nos pueden prohibir adorar al Becerro de Oro"