CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LA DICTADURA HOMOSEXUAL


LA DICTADURA HOMOSEXUAL
Phil Robertson. Foto: Facebook oficial de Phil Robertson

WASHINGTON D.C., 21 Dic. 13 / 03:45 am (ACI/EWTN Noticias).- Phil Robertson, patriarca de la familia que protagoniza el reality show “Duck Dynasty” en la cadena televisiva A&E, fue censurado por la compañía luego de que criticara la conducta homosexual.

El programa televisivo de Robertson y su familia se centra en su vida como un tradicional clan del sur de Estados Unidos, exitosos fabricantes de silbatos para cazar patos.

El programa tiene una tele-audiencia semanal de alrededor de 14 millones de personas, de acuerdo a la compañía de informes de rating televisivo Nielsen, y ha roto récords entre los programas de cable de no ficción más vistos en la historia.

La familia Robertson también ha ganado la atención del público por su abierta defensa de su fe cristiana, incluyendo el apoyo de posiciones pro vida y a favor del matrimonio.

En una reciente entrevista para la edición de enero de la revista GQ, difundida el 18 de diciembre, Phil Robertson habló sobre su opinión sobre la conducta homosexual.

“Todo está borroso sobre lo que es bueno y lo que es malo”, dijo sobre la aceptación del pecado en la cultura moderna, añadiendo que “el pecado se vuelve algo que está bien”.

“Comienza con el comportamiento homosexual y simplemente se transforma desde ahí”, dijo, cuando se le preguntó qué era lo que él pensaba que era pecaminoso.

“Bestialismo, dormir con esta mujer y esa mujer, y esa mujer, y esos hombres”, señaló.

Robertson indicó además que el pecado en general “no es lógico”, diciendo que no tenía sentido para él por qué los hombres encontrarían las relaciones sexuales con otros hombres “más deseables” que con mujeres.

A pesar de estar seguro de que esta conducta es pecaminosa, Robertson dijo que el no juzga a la persona, explicando que “nosotros solamente los amamos, les damos la buena nueva de Jesús, ya sean homosexuales, borrachos, terroristas.  Dejamos que el Señor los clasifique luego”.

En respuesta a las declaraciones de Robertson, A&E anunció que había “puesto a Phil bajo una pausa de filmación indefinidamente”.

“Estamos extremadamente decepcionados de haber leído los comentarios de Phil Robertson en GQ”, dijo la cadena televisiva, señalando que los puntos de vista de Robertson no reflejan los de Duck Dynasty o de A&E Networks, que “siempre han sido fuertes partidarios y defensores de la comunidad LGBT”.

Desde entonces, la cadena ha recibido una avalancha de denuncias. En menos de 24 horas, una página titulada “Boicot A&E Hasta que Phil Robertson Vuelva a Duck Dynasty” (“Boycott A&E Until Phil Robertson Is Put Back On Duck Dynasty”) logró más de 930 mil “me gusta”, superando a la propia página de Facebook de A&E por más de 350 mil.

Adicionalmente, más de 73 mil personas firmaron una petición online titulada “Estoy con Phil” (#IStandWithPhil).

Robertson luego emitió un comunicado aclarando que su misión es “ir hacia adelante y decirle a la gente por qué sigo a Cristo y también lo que la Bibliaenseña”, añadiendo que “parte de esa enseñanza es que las mujeres y los hombres han sido creados para estar juntos”.

“Sin embargo, nunca trataría a nadie sin respeto solo porque son diferentes a mí”, subrayó.

“Todos somos creados por el Poderoso, y como Él, yo amo a la humanidad. Todos estaremos mejor si amamos a Dios y nos amamos el uno al otro”.

El grupo promotor de la ideología gay GLAAD calificó las palabras de Robertson como “algunas de las declaraciones más viles y extremas proferida contra la gente LGBT en una publicación importante”.

La organización saludó la suspensión indefinida de Robertson, y dijo que sus comentarios fueron discriminatorios.

Sin embargo, otros llegaron en defensa de los Robertson. El gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, los llamó “grandes ciudadanos del Estado de Louisiana” en una declaración del 19 de diciembre.

Jindal criticó a la “turba de lo políticamente correcto” por estigmatizar los puntos de vista “con los que no están de acuerdo”.

“Es una situación desordenada cuando Miley Cyrus consigue una risa y Phil Robertson es suspendido”, dijo Jindal, refiriéndose a los publicitados gestos obscenos de la cantante pop en sus actuaciones.

Por su parte, Doug Napier, vice presidente legal senior de Alliance Defending Freedom, señaló en un comunicado del 19 de diciembre que “la censura de un solo lado de las elites culturales y políticas” ha dañado el “libre mercado de ideas” y “la abierta discusión sobre importantes temas culturales”.

Brian Brown, presidente de la Organización Nacional para el Matrimonio de Estados Unidos, llamó a las declaraciones de Robertson “punto de vista tradicional cristiano de la homosexualidad, condenar al pecado pero amar al pecador”.

“Es lo que todo líder cristiano importante, incluyendo a Jesucristo mismo, nos ha enseñado”, dijo Brown.

El presidente de la Organización Nacional para el Matrimonio criticó la defensa de A&E al lobby gay, indicando que al hacer eso está cediendo ante la intolerancia.

Los activistas del lobby gay, advirtió, “no tolerarán ninguna objeción, no tolerarán ningún dispenso y no aceptarán desacuerdo cuando se trata de su ortodoxia”.

NOTICIAS DE 2013