CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

Revista Roma N° 50
MARÍA, VENCEDORA DE
TODAS LAS BATALLAS DE DIOS
Mons. Rudolf Graber, Obispo de Ratisbona


MARÍA, VENCEDORA DE TODAS LAS BATALLAS DE DIOS - Mons. Rudolf Graber, Obispo de Ratisbona

La relaciön interna que existe entre Fátima y el comunismo en el Este, es el que hizo escribir al fisico Dr. Siegfried Müller-Markus, a su regreso hace años de los campos de prisioneros rusos, al final de su libro «A quien los astros llaman. El astronauta Aleksander  Ivanno»:

"Desde hace cuarenta y tres anos se sabe con certeza, que lo sobrenatural entró en un lugar geogräfico, e históricamente marcado en este mundo visible, haciendose visible y audible a sí mismo, para mostrarnos el único Camino a seguir, para salir de las catástrofes del siglo que va finalizando.

"Si hubieramos creido este mensaje, que se manifestó en el pequeno villorrio rural de Fátima, desde el 13 de mayo hasta el 13 de octubre de 1917, por seis veces en el cielo y a pleno dia, a toda la humanidad, no deberíamos temer que el primer astronauta escribiera en el cielo la señal del Anticristo; estariamos seguros, de que nos traeria de regreso la Buena Nueva.

"Asi, pues, confiando en la profecia de Fátima, solo nos cabe esperar que la oración y la ofrenda vuelvan a traer a esta oscurecida tierra, la luz de la verdad".

Con Fátima, la devoción mariana se ha convertido, pues, de nuevo en un politicismo.

¿Pero cuándo comprenderán nuestros políticos que, desde 1917, no se puede hacer polftica cristiana sin la Virgen Maria?

¿Cuándo echaremos, por fin, el lastre del prejuicio liberal del siglo XIX por la borda, como si religión y política no tuvieran nada que ver entre sí?

¿Es que todavia no hemos comprendido que a la ideologia total, es decir, - unitaria del Este, en donde política es religión (aun cuando sea en sentido ateísta), solo podemos corresponder con una misma postura total, es decir unitaria, en la que la religión no se hace solamente en lo mäs recóndito del corazóön o asistiendo a la misa dominical de media hora y terminando con esta, sino que la religión debe trascender toda nuestra vida y nuestra labor cotidiana?

Desde este punto de vista, y no otro, debemos entender la lucha por Fátima, porque ahora debe volver a integrarse lo político en lo religioso, porque Maria se presenta en el plano como potencia histórica mundial y de gracia, la cual como «Vencedora de todas las batallas de Dios» aplasta la cabeza de la serpiente infernal, donde quiera que esta se muestre y por ello se ha desencadenado esta lucha por Fátima.

Fuente: Revista "Roma" N° 50, Pg. 51

ÍNDICE DEL N° 121