CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

21 de marzo
SAN SERAPION DE THMUIS
Vidas de los Santos de A. Butler


SAN SERAPION DE THMUIS - Vidas de los Santos de A. Butler

   Conocido como "el escolástico", por su erudición tanto sagrada como profana, San Serapión dirigió algún tiempo la escuela catequética de Alejandría; se retiró después al desierto, donde se convirtió en monje y trabó amistad con San Antonio, quien, a su muerte, le dejó una de sus túnicas. Serapión fue sacado de su retiro para ser elevado a la sede episcopal de Thmuis, ciudad del bajo Egipto, cerca de Diospolis. Tomó parte en el Concilio de Sárdica, en 347; estuvo íntimamente asociado con San Atanasio en la defensa de la fe católica, y fue desterrado por el emperador Constancio, según San Jerónimo. Informó a Atanasio de la nueva herejía macedonia que empezaba a propagarse y las cuatro cartas que Atanasio escribió a Serapión desde el desierto donde permaneció escondido, fueron la primera refutación expresa que se publicó sobre aquel error. San Serapión trabajó con gran éxito contra los arrianos y los macedonios y recopiló también un excelente libro contra los maniqueos. Escribió varias cartas eruditas y un tratado sobre los títulos de los Salmos, que se encuentran perdidos. Para nosotros, sin embargo, su obra más importante es elEuchlogion, descubierto y publicado a fines del siglo pasado. Sócrates dice que San Serapión escribió un breve epigrama o sumario de la perfección cristiana que él con frecuencia repetía: "La mente se purifica por el saber espiritual (o por la santa meditación y oración) ; las pasiones espirituales del alma, por la caridad, y los apetitos desordenados por el ayuno y la penitencia". Se cree que murió en el destierro, pero no se sabe la fecha exacta de su muerte.

   Véase Acta Sanctorum, marzo, vol. III; DCB., vol. IV, p. 613; y CMH., pp. 154-155. Ha habido mucha confusión en las anotaciones del martirologio. Hay un breve relato de la vida de San Serapión, en el prefacio al opúsculo Bishop Serapion's Prayerbook (1910), del obispo John Wordsworth, que no es más que una traducción de las oraciones de su Euchologion.

SANTORAL DEL MES DE MARZO