CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

CUANDO ESTUVO EN ROMA, NÉSTOR
KIRCHNER RINDIÓ HOMENAJE A
LOS CINCO TERRORISTAS MUERTOS


El 24 de abril de 2005, el presidente argentino, Néstor Kirchner visitó la iglesia San Silvestre Incapite, en el corazón de la ciudad de Roma, para rendir homenaje a cinco religiosos de la orden de los palotinos muertos el 4 de julio de 1976, en el barrio porteño de Belgrano, durante la guerra contra la subversión.

La muerte de estos religiosos es uno de los tantos hechos de la guerra que ensangrentó nuestra Patria y que no buscaron ni el Pueblo Argentino ni sus Fuerzas Armadas. y sí el terrorismo marxista internacional corporizado en la Cuba comunista.

Las actuales autoridades del país presentanla muerte de estos 3 sacerdotes y 2 seminaristas pertencientes a la orden de los palotinos, como un hecho aberrante en que fueron asesinados cinco inocentes víctimas de una irracional y súbita manía asesina que aquejó a los soldados argentinos en la década del 70.

En la ocasión, el palotino Mariano Pinasco, cultor de la impostura, le dijo al Presidente Kirchner:"Estamos orgullosos de usted y de su presencia. Gracias por no dejarnos solos, porque durante muchos años nos sentimos abandonados". Ese miembro de la iglesia conciliar y su cofrade, Denise O'Brien, están "orgullosos" por la presencia de un propiciador del aborto, repartidor de preservativos, corruptor de la juventud argentina.

Uno de los medios que dio la noticia fue el diario "La Nación",que no aclara si en la ocasión Kirchner estaba acompañado por su amigo y asesor Miguel Bonasso, miembro de la cúpula terrorista que en una correspondencia sostenida con Ernesto Jauretche, otro integrante de esa organización criminal, reconoce que los cinco palotinos eran terroristas pertenecientes a esa banda de delincuentes subversivos marxistas y eran integrantes de una célula capitaneada por el propio Jauretche quien justamente en el momento del suceso se aprestaba a concurrir al lugar para reunirse con los occisos a efectos de planificar operativos terroristas de los que hubieran sido víctimas ciudadanos argentinos, tal como sucedía en aquella época.

El luctuoso hecho presentado por la desvergonzada propaganda oficial como "el asesinato de cinco víctimas inocentes", fue un acto de guerra más en la contienda irregular desatada contra la Argentina por los elementos marxista-leninistas entrenados en Cuba, con las difusas y especiales normas que el terrorismo impuso a los combates. Los palotinos eran terroristas y su siniestra acción estaba desangrando nuestra Patria.

La mentira sostenida por los actuales superiores palotinos y su falta de arrepentimiento nos indica que éstos no están muy lejos de las técnicas simulatorias de sus cofrades muertos y su misma ubicación (muy lejos de Dios y en cercanía del Diablo), como también que Néstor Kirchner y su entorno siguen los mismos caminos de falsía que recorrían en los años 70.

Ver también:

¿QUIÉN ES JORGE BERGOGLIO?

 La Sede está Vacante
Ahora Más que nunca