CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

800º ANIVERSARIO Y ACTUALIDAD
DE LA ORDEN DE LA MERCED


24 de septiembre de 2018


Nuestra Señora de la Merced
Patrona de los Cautivos y Presos del Islam
.

Una antigua tradición narra que en el año de 1218 [o sea que este 1ro. de Agosto se cumplieron 800 años], la Sma. Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a socorrer a los que eran llevados cautivos a sitios lejanos.

Unas pocas líneas que resumen la
maravillosa historia de esta orden

Eran entonces tiempos en que los musulmanes saqueaban las costas y llevaban a los cristianos como esclavos a África. Es comprensible lo que entonces ocurria porque vivimos hoy tiempos semejantes. Todos hemos escuchado de las mujeres y niñas que ellos roban, venden, abusan… De los niños Cristianos que roban y entrenan a matar Cristianos, etc.

Era entonces la horrenda condición de esas víctimas indescriptible. Muchos perdían la fe pensando que Dios les había abandonado.

Pedro Nolasco era comerciante. Decidió dedicar su fortuna a la liberación del mayor número posible de esclavos. Recordaba la frase del evangelio que lo instaba a no almacenar fortuna en esta tierra a donde los ladrones roban,  la polilla devora y el moho y el  óxido corroe todo lo que de todos modos deberemos dejar al momento de nuestras muertes ( ver Mt. 6,20).

En el año 1203, el todavia laico Pedro Nolasco inicia en Valencia la redención de cautivos, redimiendo con su propio patrimonio a 300 cautivos. Forma un grupo dispuesto a poner en común sus bienes y organiza expediciones para negociar redenciones. Su condición de comerciantes les facilita la obra. Comerciaban para rescatar esclavos.

Cuando se les acabó el dinero formaron cofradías para recaudar la "limosna para los cautivos", pero llega un momento en que la ayuda se agota y Pedro Nolasco se plantea entrar en alguna orden religiosa o retirarse al desierto. Entra en una etapa de reflexión y oración profunda. Pide a Dios ayuda y, como signo de la misericordia divina, la Virgen le responde pidiendole que funde una congregación liberadora.

La noche del 1 al 2 de agosto de 1218, la Virgen se les apareció a Pedro Nolasco, a Raimundo de Peñafort, y al rey Jaime I de Aragón, y les comunicó a cada uno por separado su deseo de fundar una congregación para redimir a los cautivos de los musulmanes, quienes debido a sus crueldades estaban expuestos a perder la fe.

La Virgen María movió el corazón de Pedro Nolasco para formalizar el trabajo que el y sus compañeros estaban ya haciendo. La Virgen le revela su deseo de que forme una orden con este fin.

Pedro Nolasco le dice a María:

-¿Quién eres tú, que a mí, un indigno siervo, pides que realice obra tan difícil, de tan gran caridad, que es grata a Dios y meritoria para mi?

y ella le contesta

-“Yo soy María, la que le dio la carne al Hijo de Dios, tomándola de mi sangre purísima, para reconciliación del género humano. Soy la que recibió la profecía de Simeón, cuando ofrecí a mi Hijo en el templo: Mira que éste ha sido puesto para ruina y resurrección de muchos en Israel; ha sido puesto como signo de contradicción: y a ti misma una espada vendrá a atravesarte por el alma”

El contesta

-¡Oh Virgen María, madre de gracia, madre de misericordia! ¿Quién podrá creer que tú me mandas?

A lo que ella responde:

 -“No dudes en nada, porque es voluntad de Dios que se funde esta congregaciónn en honor mío; será una familia cuyos hermanos, a imitación de mi hijo Jesucristo, estarán puestos para ruina y redención de muchos en Israel y serán signo de contradicción para muchos."

{texto extraido de un viejo libro dominicano, no antiguo sino viejo, por lo que puede que el original tenga algunas diferencias, pero este es en suma el pedido.

Pedro Nolasco, funda la congregación, apoyado por el Rey Jaime I de Aragón, el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort.

En el capítulo general de 1272, los frailes toman el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, conocidos por Mercedarios.

El Padre Antonio Quexal, siendo general de la Merced en 1406, dice: "María es fundamento y cabeza de nuestra orden".

ACTUALIDAD

Liberar a los que caen cautivos del Islam sigue siendo tan necesario como siempre. Desgraciadamente esta Orden, como tantas se ha desvirtuado y no se oye de mercedarios dedicandose a rescatar a los prisioneros de ISIS y otras organizaciones musulmanas, ni tampoco se oye  a su Superior General llamar al mundo a oraciones especiales por los Cristianos prisioneros. Esta orden esta ahora mas centrada en ayudar a prisioneros communes, y a la “defensa de los derechos humanos” pero ya no tiene el sentido de liberar para salvar las almas de caer en el error del Islam, la herejia, el paganismo, u otro sentido relacionado al peligro de las almas de perder la fe.

Si observamos la mayoria de los sitios de mercedarios hablan de la ‘liberacion’ a la que sirven de un modo esencialmente diferente al querido por la Virgen y sus Santos Fundadores.

Por lo tanto, no  debemos olvidar pedir por los que hoy  estan en manos del Islamismo cruel, especialmente hoy, cuando el actual ocupante de la sede de Roma abraza y da hogar a musulmanes mientras los Cristianos son torturados, crucificados, sus mujeres e hijas robadas , violadas, vendidas  y sus hijos robados, entrenados en el conocimiento del Coran y el manejo de armas para matar a Cristianos.

Bergoglio ha traicionado a la Virgen de la Merced y a los cautivos para la redencion de lo cuales ella pidio una orden., pero la Virgen continúa velando por sus hijos cautivos de Satanás  y nos pide nuestra cooperación. Invoquemosla! Ella nos enseñará como hacerlo. 

EN LA CATEDRAL DE BARCELONA

El 10 de agosto de 1218 en el altar mayor de la Catedral de Barcelona, en presencia del rey Jaime I de Aragón y del obispo Berenguer de Palou, se crea la nueva institución. Pedro y sus compañeros vistieron el hábito y recibieron el escudo con las cuatro barras rojas sobre un fondo amarillo de la corona de Aragón y la cruz blanca sobre fondo rojo, titular de la catedral de Barcelona.

LA VIRGEN DE LA MERCED,  FUNDADORA DE LA ORDEN

San Pedro Nolasco reconoció siempre a María Santísima como la auténtica fundadora de la congregación mercedaria cuyo nombre es Orden religiosa de Nuestra Señora de la Merced o de las Mercedes. 

El título mariano de la Merced tiene su origen en Barcelona, España, a donde muchos Cristianos caian cautivos de los moros.  La Virgen de La Merced, manifesta alli su Misericordia. Merced, misericordia, ayuda, caridad, bello nombre para una Orden pedida por la Virgen Maria!  Esta comunidad religiosa lleva muchos siglos ayudando a los prisioneros y ha tenido mártires y santos. Sus religiosos rescataron muchísimos cautivos que estaban presos en manos de los feroces sarracenos.

Desde el año 1259 los Padres Mercedarios empezaron a difundir la devoción a Nuestra Señora de la Merced (o de las Mercedes) la cual está muy extendida por el mundo.

ESTATUA

La famosa imagen de la Merced venerada en la basílica de la Merced de Barcelona es del siglo XIV; su aspecto es imponente y su talla es extraordinaria e impresionante.

FIESTA

El año 1696, el papa Inocencio XII extendió como fiesta de la Virgen de la Merced a toda la Iglesia el 24 de septiembre

ORIGINARIAMENTE UNA ORDEN LAICA

Así fue en los primeros tiempos la orden de la merced. Su primera ubicación fue el hospital de Santa Eulalia, junto al palacio real, en Barcelona. Allí recogían a indigentes y a cautivos que regresaban de tierras de moros y no tenían donde ir.

Seguían la labor que ya antes hacían de crear conciencia sobre los cautivos y recaudar dinero para liberarlos. Salían cada año en expediciones redentoras.

San Pedro continuó sus viajes en busca de esclavos cristianos.     
En Argelia, África, lo hicieron prisionero pero logró conseguir su libertad. Aprovechando sus dones de comerciante, organizó con éxito por muchas ciudades colectas para los esclavos.        

Pedro Nolasco, a los 77 años, pronunció el Salmo 76 recordando que Dios ha mostrado su poder a los pueblos y con Su brazo ha rescatado a los que estaban cautivos y esclavizados, y se durmió en el regazo de la Virgen.

Su intercesión logró muchos milagros y fue canonizado en 1628. En el año 1696, el papa Inocencio XII extendió la fiesta de la Virgen de la Merced a toda la Iglesia, y fijó su fecha el 24 de septiembre

Colaboración de la Hna. María Trinidad Caballero

-------------------------------------------
DEVOCIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA