CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

AVE MARIS STELLA


Himno de acento rítmico, sin rima, de siete estrofas de cuatro líneas cada una, asignado en el Breviario Romano a las vísperas en el oficio común, el oficio de los sábados, y el Pequeño Oficio (lo mismo que para las fiestas) de la Bendita Virgen. Se le ha adjudicado erróneamente a San Bernardo, pero es anterior a él, pues fue hallado en un manuscrito de San Gall del siglo IX; y también se le ha atribuido, sin suficiente autoridad a Fortunato (m. 609). Su frecuente ocurrencia en el Oficio Divino, lo hizo muy popular en la Edad Media, y muchos otros himnos se han basado en él.

Ave Maris Stella

 
EN LATIN
 
EN ESPAÑOL
 
 
Ave, Maris stella,
Dei mater alma,
Atque semper Virgo
Felix caeli porta
Sumens illud Ave
Gabrielis ore,
Funda nos in pace,
Mutans Evae nomen.
Solve vincla reis,
Profer lumen caecis,
Mala nostra pelle,
Bona cuncta posce.
Monstra te esse matrem,
Sumat per te preces
Qui pro nobis natus,
tulit esse tuus.
Virgo singularis
Inter omnes mitis,
Nos culpis solutos
Mites fac et castos.
Vitam praesta puram,
iter para tutum:
ut videntes lesum
semper collaetemur.
Sit laus Deo Patri,
summo Christo decus,
Spiritui Sancto,
tribus honor unus. Amen.
 
Salve, del mar Estrella,
Salve, Madre sagrada
De Dios y siempre Virgen,
Puerta del cielo Santa.
Tomando de Gabriel
El Ave, Virgen alma,
Mudando el nombre de Eva,
Paces divinas trata.
La vista restituye,
Las cadenas desata,
Todos los males quita,
Todos los bienes causa.
Muéstrate Madre, y llegue
Por Ti nuestra esperanza
A quien, por darnos vida,
Nació de tus entrañas.
Entre todas piadosa,
Virgen, en nuestras almas,
Libres de culpa, infunde
Virtud humilde y casta.
Vida nos presta pura,
Camino firme allana;
Que quien a Jesús llega,
Eterno gozo alcanza.
Al Padre, al Hijo, al Santo
Espíritu alabanzas;
Una a los tres le demos,
Y siempre eternas gracias.
 

-------------------------------------------

DEVOCIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
SANTORAL